Durante el inicio de la vida, habían 401 Irunmoles, como ya hemos tratado, que acostumbraban a bajar del cielo a la tierra para cumplir una misión en particular, después de la cual ellos podrían subir al cielo, siempre antes de cumplir su misión, era conducta habitual, el pasar por casa de Orunmila y consultar a Ifa, para saber que debían hacer para tener éxito en su misión.
Un día los 400 Irunmules fueron a casa de Orunmila y lo encontraron hablando solo, le preguntaron que por qué estaba hablando solo y que es lo que había provocado esa actitud. Orunmila les respondió que el tenía muchas cosas en la mente y que no le podía confiar a nadie, esto impacto, enojo e indigno a todos los Irunmoles, pues ellos estaban acostumbrados a confiarle a Orunmila todo lo que les pasaba y sin embargo Orunmila no confiaba lo suficiente en ellos, decepcionándoles dicha actitud.

Orunmila consciente del problema que se había generado, fue a visitar uno por uno, la casa de todos los Irunmoles, para explicarles que lo que ellos preguntaron acerca de la mayor cualidad que tiene una persona en la que confías totalmente es que sabe el principio y el final de todo.   Pero muy al contrario esta explicación los hizo enojar aun mas, lo suficiente como para que ellos se sintiesen capaces de conocer el principio y el final de todo. Orunmila analizo la situación y decidió ponerlos a prueba a todos, para ver si ellos eran capaces de pasar dicho examen.

Dias después, Ogún paso frente a  la casa de Orunmila, en su camino hacia el mercado a comprar machete y espada, Orunmila al verlo lo convence de que pase y tomar unas nueces de cola de su Ifa, para que las pudiera comer an su camino al mercado, Ogún entro en casa de Orunmila, al entrar  observo las mejores espadas y machetes, nuevos fuertes y hechos de acero de la mejor calidad, cuando salió Ogún le indico a Orunmila que guardaba las mejores herramientas, a lo que Orunmila le propueso que si quería tenerlas, él se las daría pero debían jugar primero algunos juegos Ayo, a lo que Ogun acepto.
Durante todo ese tiempo Ogún no pensó en otra cosa más allá del juego. El permitió que Orunmila lo derrotara en 6 ocasiones, después de lo cual Ogún se disculpó, por las ofensas de días anteriores y decidió que ya era de volver a casa, entro a recoger las espadas y los machetes nuevos y salió inmediatamente, acusando a Orunmila de haberlo engañado, pues los machetes y espadas que estaban dentro no eran los mismos, estos eran viejos, podridos, toscos y de inferior calidad, Orunmila insistió en que se los llevara, pues eran los mismos artículos, pero Ogún enojado se negó.

 


Orunmila le pidió que esperara un momento y le permitiera explicar que es lo que había pasado, Orunmila le indico que él no conocía el principio y el final de las cosas, lo que aun enojo más a Ogún, le indico que cuando el vio las herramientas nuevas, fuertes y afiladas, él estaba viendo el principio de ellas y cuando las vio viejas, podridas, toscas y ya sin uso, él estaba viendo el final, y que el no supo darse cuenta de eso por no conocer el principio y el final, forzando asi a admitir a Ogún su desconocimiento del principio y el final.
Días después le tocó el turno a Sango, que pasaba por delante de la casa de Orunmila cuando se dirigía hacia el poblado que estaba gobernando en busca de una nueva apetebi, de la misma manera Orunmila le invito a pasar a su casa para que tomaras unas nueces de cola para el camino, Sango acepto y al entrar en casa de Orunmila salió inmediatamente exclamando a Orunmila que debía de haberle advertido que dentro estaba su nueva apetebi, una mujer joven, bellísima, que se encontraba dormida y desnuda. Orunmila le indico que no era su apetebi y que si él quería a la damisela como esposa, evidentemente Sango respondió que si, a lo que Orunmila le pidió que jugaran Ayo, mientras ella estaba dormida y que después podría entrar a hablar con ella.

Después de un rato y cuando Orunmila ya había ganado 6 veces a Sango, fue cuando este último decidió entrar para hablar con su futura esposa, pero al igual que su predecesor salió inmediatamente, asombrado y exclamando que la hermosa y joven damisela se había convertido en una vieja, fea y chimuela y que él no se la llevaría, acusando también a Orunmila de algún tipo de engaño. Orunmila le indico que el tampoco conocía el principio y el final de la materia, pues la hermosa y joven damisela era el principio, mientras que la anciana y vieja era el final de la materia.  Sango admitió que el no conocía el inicio y el final de las cosas.

Uno por uno Orunmila examino a todos los Irunmoles que lo reprobaron, llegando a admitir todos ellos que ciertamente no conocían el principio y el final de las cosas y que el único que tenía dicho conocimiento era Orunmila, pero este dijo que él tampoco tenía tan alto conocimiento, metió la mano en su Apo Ifa (bolsa de Ifa) y movió los Opeles, indicando que ellos eran los que conocían el inicio y el final de la materias.

Esto demuestra que cualquier cosa que estemos a punto de emprender debemos de consultarla con Ifa, para que sepamos cómo va a resultar, y no nos tengamos que arrepentir o avergonzar por el paso dado.
Ogbo ato, asure iworibofun, Olodumare a gba e, Orunmila a gba e, Ele…Ase……
Fuente: Chief Oluwo Oranfe Ifadare Odugbem