.

Nuestra casa

Somos un grupo de Babaláwos y Olórìsàs iniciados en las tradiciones del culto a Ifá- Òrisà, residentes de Venezuela, creemos en Olódùmarè como nuestro único Dios y creador del universo.

Somos adoradores de un legado sagrado de nuestros àterúdérú (ancestros que sufrieron la esclavitud). Creemos en una trilogía de creación, Olódùmarè - Òrúnmìlà – Odùdúwà.
Hemos decidido dar a conocer el trabajo de nuestra casa.
Los miembros de nuestro Ile son los Omo Awo (Babalawos y Olórìsàs), iniciados y entrenados en los misterios de Ifá- Orìsà por nuestro padre oluwo Rubén mejías Iroso Umbo Omo Odu
Ilé Abomalé Ifá - Òrisà con el objetivo de llamar a la unidad de todos los Babaláwos, Olórìsàs, iniciados en Ìsefá, Jèkígboyè, así como de todos aquellos que quieran conocer sobre nuestras costumbres y tradiciones espirituales. Apegándonos a la formas más tradicionales y originarias de realización de nuestros rituales, ritos y medicinas.
Trataremos de llevar nuestro humilde conocimiento de Ifá - Òrisà a todos los hijos de Olódùmarè, dar orientación a través de Òrúnmìlà (Elérì Ìpin Ibìkejì Olódùmarè) a todos aquellos que la necesiten.

Aclarar cualquier duda referente a sus odù de iniciación o cualquier pregunta que crean necesaria. Siempre basándonos en los fundamentos de nuestras sagradas escrituras y sin violar ningún secreto de nuestra tradición que esté a nuestro cuidado. Usted podrá enviarnos sus opiniones y sugerencias. Así como cualquier pregunta o duda que tenga al respecto.

Ilé Abomalé Ifá-Òrisà ha sentido la obligación de salir al paso a tantas irregularidades, engaños y estafas que están sucediendo por parte de personas sin escrúpulos que intentan enlodar nuestras tradiciones Ifá-Òrisà y desacreditar la legitimidad de nuestro culto, que ha sido escrito con sangre y sufrimiento por los esclavos que fueron traídos desde África a finales del siglo XVIII y en gran medida los pertenecientes a la etnia Yorúbà. Nuestro linaje es tan africano como el árbol de Ìrókò.

Ilé Abomalé Ifá- Òrisà quiere hacer un reconocimiento a todos aquellos Babaláwos y Olórìsàs que día a día se esmeran porque nuestras tradiciones sigan intactas y puras. En aras de que las nuevas generaciones puedan contar con toda la sabiduría y belleza de nuestro culto.

Olóò ótó ki í léni, Otító dójà ó kùtà, Owó bíntín là n ra èkeé.

(Aquellos que dicen la verdad nunca ganan mucho, la verdad va al mercado, pero no se vende, la mentira cuesta muy poco comprarla.)

Òrúnmìlà nos enseña en el odù Ogbè Méjì.

K´á má fi kánjúkánjú j´ayé.
K´á m´fi wàràwàrà n´okùn orò.
Ohun a bá fi s´àgbá,
K´á má fi sè´bínú
Bí a bá dé´bi t´ó tútù,
K´á simi-simi.
K´á wò´wajú ojó lo títí
K´á tún bò wá r´èhìn òràn wò.
Nítorí àti sùn ara eni ni.

Traducción:

No nos dejes ocupar el mundo a la carrera.
No nos dejes sujetar la cuerda de la riqueza impacientemente.
Que lo que debería ser tratado con un juicio maduro,
No nos dejes tratarlo con un estado incontrolado de pasión.
Cuando lleguemos a un lugar frio,
Déjanos descansar plenamente.
Déjanos dar atención constante al futuro.
Déjanos dar profunda consideración a las consecuencias de las cosas.
Y esto a causa de nuestro eventual paso.